Latest Post

馃摪 Biden nombrar谩 pronto al sucesor de Breyer en la Corte Suprema 馃摪 Generaci贸n X, te veo: 5 consejos financieros para una generaci贸n olvidada

El jueves por la ma帽ana en un centro de vacunaci贸n en Biella, Italia, una enfermera veterana se enfrent贸 a algo que nunca hab铆a visto antes.

La enfermera, Filippa Bua, se estaba preparando para darle a un hombre una dosis de la vacuna Covid cuando se dio cuenta de que el peque帽o parche en el brazo que le ofrec铆a en un espacio entre la sudadera y la camiseta se ve铆a mucho m谩s rosado que su rostro.

Cuando lo toc贸, se dio cuenta de lo que estaba mal.

“Espuma de goma”, dijo la Sra. Bua, de 59 a帽os. “Estaba hecha de espuma de goma”.

Cr茅dito…Margherita Borello / ASL Biella

El hombre, cuya identidad no fue revelada por razones de privacidad, vest铆a un cors茅 de teatro grueso cubierto con espuma de goma, al que se unieron dos brazos de espuma, seg煤n la Sra. Bua. A帽adi贸 que estaba “bastante bien hecho”. Su objetivo, dijo, era obtener un certificado de vacunaci贸n, que le permitiera ir a trabajar sin recibir la vacuna.

La estratagema fue el episodio m谩s reciente y quiz谩s el m谩s original de evasi贸n de vacunas en la lucha entre el gobierno de Italia y la facci贸n antivacunas del pa铆s. Italia parece tener menos esc茅pticos sobre las vacunas que otros pa铆ses europeos, pero, aparentemente, algunos en ese campo est谩n muy decididos.

Alrededor del 13 por ciento de la poblaci贸n adulta de Italia no ha recibido una sola vacuna, y los casos han aumentado desde mediados de octubre.

El pa铆s ha adoptado varias medidas para presionar a los esc茅pticos a que se vacunen. Se convirti贸 en el primero en Europa en exigir vacunas para los trabajadores de la salud, luego requiri贸 ampliamente que las personas obtuvieran un certificado de salud, o Green Pass, para participar en muchas actividades sociales e ir a trabajar.

La semana pasada, Italia anunci贸 que las personas necesitar铆an un comprobante de vacunaci贸n para sentarse dentro de bares y restaurantes, y exigi贸 el mismo comprobante a todo el personal del hospital, profesores y agentes del orden.

Pero los que luchan contra la vacunaci贸n se volvieron m谩s creativos. Surgieron informes sobre un comercio de pases de salud falsos en grupos de Telegram y de m茅dicos contra la vacunaci贸n que inyectaban a sus pacientes con soluci贸n salina en lugar de vacunas para que pudieran obtener un certificado.

Sin embargo, el intento de vacunarse con un brazo falso es quiz谩s el plan m谩s audaz que ha surgido.

La Sra. Bua dijo que despu茅s de la extensi贸n de los requisitos de vacunaci贸n, m谩s pacientes se han presentado para sus primeras vacunas, aunque en su mayor铆a arrastrando los pies. Algunos la instaron a inyectarse r谩pidamente, algunos lloraron y algunos maldijeron al gobierno oa sus hijos por obligarlos a ir a la l铆nea de vacunaci贸n.

El hombre de brazos de espuma, por el contrario, era agradable y sereno, dijo, aunque su propia reacci贸n fue todo lo contrario.

“Fue tan humillante”, dijo la Sra. Bua, “pensar que una enfermera no puede distinguir entre la espuma de goma y la piel”.

Las autoridades sanitarias denunciaron el episodio a la polic铆a. Alberto Cirio, presidente de la regi贸n de Piamonte donde se ubica Biella, dijo que el episodio fue 鈥渄e enorme gravedad, inaceptable dado el sacrificio que est谩 soportando nuestra comunidad a causa de la pandemia鈥.

Para m谩s noticias diarias, visite Spanishnews.us