Latest Post

📰 Biden nombrará pronto al sucesor de Breyer en la Corte Suprema 📰 Generación X, te veo: 5 consejos financieros para una generación olvidada
gettyimages-1230458849

Los partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio de los Estados Unidos la semana pasada, deteniendo temporalmente la certificación de la elección de Joe Biden como el próximo presidente de los Estados Unidos.

imágenes falsas

Cuando Apple, Amazon y Google sacaron a Parler de sus plataformas después del motín mortal de la semana pasada en Capitol Hill, los usuarios de la red social alternativa favorecida por los conservadores alentaron a sus seguidores a unirse a la aplicación de mensajería Telegram.

Y lo hicieron.

En un chat grupal público de Telegram con aproximadamente 16,000 miembros, un usuario llamado Miguel instó a los partidarios del presidente Donald Trump a regresar a DC para impulsar afirmaciones infundadas de que la votación de noviembre le fue robada al presidente. “Chicos, todos los patriotas a la Casa Blanca el 21 de enero para protestar contra el fraude electoral”, publicó el usuario en el chat, llamado Parler Lifeboat, refiriéndose al día después de la inauguración. Minutos después, otro miembro que usaba el nombre de Michelle, intervino para despedir a otros fanáticos de MAGA: “Es [a] preparar.”

El intercambio y muchos otros similares representan una colisión de teorías de conspiración en el febril mundo del apoyo a Trump. QAnon Algunos observadores en línea informan que es un “psyop” diseñado para desacreditar a los conservadores a pesar de que la loca teoría de la conspiración, que imagina que Trump está luchando contra los traficantes sexuales satánicos, incita a muchos partidarios a asistir a sus mítines. Las protestas organizadas para desafiar los resultados de las elecciones son trampas colocadas por antifa, un movimiento antifascista débilmente agrupado, dicen algunos conservadores.

Las afirmaciones refutadas de que se cambiaron los votos parecen ordinarias en comparación.

Las ideas falsas surgieron en los sitios de redes sociales, grandes y pequeños, pero ahora se están trasladando a aplicaciones de mensajería encriptada luego del tumulto en Capitol Hill que dejó cinco muertos. Pero el cambio a grupos de mensajería privados más pequeños ha resultado en mensajes contradictorios y una mayor división de los grupos de derecha en línea. El motín mortal de la semana pasada ocurrió después de que Trump y sus partidarios promovieran una manifestación en DC el 6 de enero. También ha habido teorías de conspiración sin fundamento apareciendo en línea que Antifa estaba detrás del motín.

“Sin un evento ‘oficial’ sancionado por Trump para anclar protestas y otras acciones, los partidarios no están seguros de quién está realmente detrás de los eventos planeados para el día de la inauguración”, dijo Rachel Moran, investigadora postdoctoral en la Escuela de Información de la Universidad de Washington que estudia la desinformación.

Aún así, las redes sociales, incluidas Facebook y Twitter, junto con las fuerzas del orden y los grupos de derechos civiles se están preparando para la posibilidad de más violencia en los días previos a la toma de posesión del presidente electo Joe Biden el 20 de enero.

Las fuerzas del orden están atentas a posibles actos de violencia. Según los informes, el FBI dijo en un boletín interno que había recibido información sobre “protestas armadas” que se estaban planificando en las 50 capitales de los estados y el Capitolio de los Estados Unidos en Washington, DC. Las conversaciones anónimas en las redes sociales incluyen discusiones de que las nuevas protestas del MAGA están siendo organizadas por antifa o demócratas.

Un volante rojo y amarillo publicado en Facebook, Twitter y Parler, así como foros en línea y aplicaciones de mensajería, pide una marcha armada en Capitol Hill y en todas las capitales de los estados en la tarde del 17 de enero. “Cuando se destruye la democracia, rehúsa ser silenciado “, declara el cartel, que incluía una imagen de la Estatua de la Libertad.

A pesar del lenguaje dramático y las imágenes audaces, algunos partidarios de Trump pidieron precaución y advirtieron a otros que se mantuvieran alejados de los nuevos eventos. “Volantes / memes de temática comunista que intentan influir en los patriotas para que se vuelvan violentos”, escribió un usuario de Facebook en un grupo público pro-Trump llamado True Conservatives for Donald Trump 2020. “No tenemos planes de realizar una marcha armada en ningún edificio del capitolio”.

Otros usuarios de Facebook, haciéndose eco de los comentarios del realizador de documentales Michael Moore, denunciaron el evento, afirmando que “el ataque terrorista NO ha terminado” y que la mafia que irrumpió en el Capitolio está “planeando más ataques”. Tree of Liberty, que se identifica a sí mismo como una plataforma de prensa para el movimiento boogaloo antigubernamental de extrema derecha, dijo en su sitio web que la marcha armada en DC había sido cancelada y no tenía la intención de replicar el motín mortal de la semana pasada. Tree of Liberty negó haber organizado la marcha y citó a un “portavoz del evento” no identificado.

Aún así, el sitio, que estaba fuera de línea el miércoles por la mañana, mantenía una lista de direcciones que identificaba como capitales estatales, al menos una de las cuales estaba equivocada. (El sitio ubicó la dirección de la capital de Alaska en un centro comercial en Anchorage. La capital de Alaska es Juneau). Tree of Liberty no respondió a una solicitud de comentarios.

En Wimkin, una alternativa de las redes sociales a Facebook, los usuarios hacen circular información sobre una “Marcha del millón de milicianos” que llegará a Washington el 20 de enero. En Twitter, los usuarios compartieron una captura de pantalla de una supuesta publicación de Parler en la que pedían a los partidarios de Trump que regresaran a DC el 19 de enero “llevando nuestras armas”.

Del 9 al 10 de enero, aproximadamente 890 publicaciones de 570 cuentas de Twitter no relacionadas con QA incluyeron las palabras “inauguración” y / o “20”, según el grupo de investigación sin fines de lucro Advance Democracy. QAnon alega falsamente un complot de “estado profundo” contra Trump y sus partidarios. Advance Democracy, que anteriormente encontró publicaciones en las redes sociales que instaban a los partidarios de Trump a asistir a las protestas del 6 de enero, dijo en otro informe, publicado el martes, que “no ha encontrado esfuerzos de movilización masiva similares” relacionados con el 17 de enero en las plataformas de redes sociales.

En Facebook, un grupo a favor de las armas llamado Ciudadanos de Delaware por la Segunda Enmienda promovió una manifestación en Delaware el 20 de enero para “honrar a Ashli ​​Babbitt”, la veterana de 35 años de la Fuerza Aérea que fue asesinada a tiros por la policía del Capitolio dentro de los EE. UU. Capitolio. En una publicación, el grupo pidió a los miembros que “vengan armados” y “vengan enojados”. Una publicación posterior dijo que los organizadores no están pidiendo violencia o destrucción de propiedad.


Now playing:
Watch this:

Parler going dark, CES begins



1:56

The possibility of violence, though, has led social networks, including Facebook and Twitter, to crack down on Trump’s baseless claims of election fraud. When Twitter permanently barred Trump from the social network on Friday, the company cited a potential Jan. 17 attack on the US Capitol and state capitols. 

On Monday, Facebook said it would pull down content that included the phrase “stop the steal” from its platforms, which has been used by Trump supporters to push bogus claims of election fraud. Facebook users were still using the phrase on Tuesday, though the company said in a blog post it could “take some time to scale up our enforcement of this new step.” The company also indefinitely locked Trump’s official Facebook and Instagram accounts, but pages for his campaign and the White house are still posting videos of the president. One of Trump’s advisers is trying to keep the president from joining fringe social media platforms popular among extremists, such as Gab, CNN reported on Wednesday.

“It is concerning to see new platforms emerge as safe havens for extremist conversation, as it can lead to a deepening of extremist ideologies as views go unmoderated and often unchallenged,” Moran said. “However, removing these accounts from Twitter and Facebook cuts off their oxygen, stopping them from attracting large numbers of new followers and radicalizing on a larger scale.”

On Tuesday, a group of some of Facebook’s toughest critics called on the social media giant to permanently bar Trump, remove all “stop the steal” content that incites violence, allow an independent body to audit public figures and world leaders flagged for inciting violence, and release more information about enforcement of its policy. Yaël Eisenstat, who used to work at Facebook as the global head of elections integrity operations, said in the Harvard Business Review that tech companies should be held accountable for amplifying misinformation and “extreme rhetoric.” The group also called on Facebook advertisers, shareholders and employees to push for the removal of Mark Zuckerberg as CEO.

Even as major social networks crack down on election misinformation and calls for violence, some users are migrating to sites including Telegram. From Jan. 6 to 11, Telegram had roughly 11.8 million installs globally, up 97% from Dec. 31 to Jan. 5 when the app saw roughly 6 million installs, according to mobile analytics company Sensor Tower. Telegram said in its app on Tuesday more than 25 million users joined in the past 72 hours and it had more than 500 million active users.

In group Telegram chats, users shared memes about guns, spewed racist remarks, criticized big tech companies and House Speaker Nancy Pelosi. Others said Trump had “disavowed the good patriots who stood against tyranny.” One user said “Q is going to decapitate Biden and reinstate Trump as Supreme leader,” referring to the person or group supposedly at the center of the QAnon conspiracy theory. 

The Anti-Defamation League said it found a white supremacist Telegram channel that posted about future plans. “Reminder that the U.S. Presidential Inauguration day is on January 20th. That is the next date on the calendar that the pro-Trump and other nationalist crowds will potentially converge on the Capitol again,” a screenshot of the message said.

At a press conference on Tuesday, ADL CEO Jonathan Greenblatt said he expects conspiracy theories and misinformation will continue to pop up on Facebook, but the chatter could get more difficult to follow as Trump supporters, QAnon and white supremacists spread across the web.

“These groups are burrowing into darker, more difficult recesses of the internet and social media,” he said, “as well [as] migrando muchas de sus actividades a plataformas cifradas “.

Para más noticias diarias, visite Spanishnews.us

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *