Latest Post

馃摪 El accidente a茅reo de un YouTuber genera dudas entre los expertos en aviaci贸n 馃摪 Accidente en Cheltenham Township deja 5 personas hospitalizadas

En abril de 2020, con la gira de tenis profesional suspendida debido a la pandemia de coronavirus, Novak Djokovic particip贸 en un chat de Facebook Live con algunos atletas serbios. Durante su conversaci贸n, Djokovic, famoso por su riguroso r茅gimen de entrenamiento, su dieta abstemia y su afici贸n a las creencias de la Nueva Era, dijo que estaba “en contra de la vacunaci贸n” y que “no querr铆a que alguien lo obligara a vacunarse para poder viajar.”

鈥淧ero si se vuelve obligatorio, 驴qu茅 pasar谩? Tendr茅 que tomar una decisi贸n鈥, dijo.

M谩s de un a帽o y medio despu茅s, la decisi贸n de Djokovic de buscar una exenci贸n m茅dica al requisito de vacunas del Abierto de Australia se ha convertido en una debacle para el tenis, y uno de los episodios m谩s extra帽os que ha tenido la pandemia. Djokovic, de 34 a帽os, ha hecho un da帽o potencialmente irreparable a su propia imagen. Es un giro amargo para un jugador que ha anhelado durante mucho tiempo la adoraci贸n prodigada a sus principales rivales, Roger Federer y Rafael Nadal, y es una triste coda para lo que se considera la era m谩s grandiosa en la historia del tenis masculino.

Djokovic lleg贸 a Australia con el objetivo de lograr un r茅cord de 21 t铆tulos de Grand Slam en individuales, lo que lo colocar铆a uno por delante de Federer y Nadal y fortalecer铆a su afirmaci贸n de ser el jugador masculino m谩s exitoso de todos los tiempos. En cambio, ahora se encuentra en el centro de una controversia global que gira en torno a algunos de los temas m谩s divisivos planteados por la pandemia, en particular la cuesti贸n de la libertad individual frente a la responsabilidad colectiva.

La negativa de Djokovic a capitular ante un gobierno australiano que buscaba prohibirlo “en el inter茅s p煤blico” porque no est谩 vacunado lo ha convertido en un m谩rtir a los ojos de algunos populistas de derecha y quienes se oponen a las vacunas, y ha provocado una gran cantidad de rabia en Serbia.

Mientras Djokovic estaba secuestrado en una habitaci贸n de hotel de Melbourne en espera de una audiencia judicial sobre su ingreso al pa铆s, Nigel Farage, el pol铆tico brit谩nico de extrema derecha y figura medi谩tica que encabez贸 la campa帽a Brexit, estaba en Belgrado, Serbia, expresando su solidaridad con la familia de la estrella del tenis. . El padre de Djokovic compar贸 a su hijo con Jesucristo y Espartaco y lo aclam贸 como 鈥渆l l铆der del mundo libre鈥. En Melbourne, una multitud estridente de seguidores de Djokovic grit贸 “Novak” y se enfrent贸 a la polic铆a.

Todo esto es un extra帽o giro de los acontecimientos para un atleta que a menudo ha sido acusado de esforzarse demasiado por ganarse el afecto del mundo y que inspira un enorme respeto dentro de su deporte, y no solo porque ha ganado tanto. Es una figura popular en el vestuario, donde se lo ve como un fuerte defensor de los jugadores que tienen dificultades financieras: en 2020, cofund贸 una asociaci贸n de jugadores con el objetivo declarado de hacer que el tenis sea m谩s rentable para los de abajo. aunque no est谩 claro qu茅 ha logrado ese grupo desde entonces. Djokovic tambi茅n se ha distinguido por su filantrop铆a y por la amabilidad que ha mostrado a Federer y Nadal. (“Es un campe贸n magn铆fico”, dijo Djokovic sobre Federer despu茅s de vencerlo en Wimbledon en 2014).

En persona, es afable y atractivo, con un gran inter茅s en la vida m谩s all谩 de la l铆nea de base y un sentido palpable de gratitud por su buena fortuna. Djokovic creci贸 durante las guerras de los Balcanes de la d茅cada de 1990: estaba en Belgrado cuando las fuerzas de la OTAN bombardearon Serbia y pas贸 muchas noches acurrucado en el s贸tano del edificio de apartamentos de su abuelo.

Djokovic ha dicho que la experiencia lo ayud贸 a convertirse en el campe贸n en el que se convirti贸. Pero tal vez tambi茅n gener贸 una sensaci贸n de impermeabilidad que ahora lo ha desviado.

Este enfrentamiento en Australia tambi茅n ha puesto de relieve algunos de los aspectos m谩s preocupantes de la imagen p煤blica de Djokovic. Durante mucho tiempo ha sido un aficionado espiritual, con debilidad por lo que algunos consideran charlataner铆a. Hace unos a帽os, cuando Djokovic estaba sumido en una mala racha, exist铆a la preocupaci贸n de que hubiera ca铆do bajo la influencia de un entrenador de tenis espa帽ol llamado Pepe Imaz, cuya filosof铆a de entrenamiento, llamada Amor y Paz, enfatizaba la meditaci贸n y los abrazos grupales. . (鈥淟os seres humanos tenemos capacidades y habilidades infinitas, el problema es que nuestra mente nos limita鈥, dijo Imaz en su sitio web. 鈥淟a telepat铆a, la telequinesis y muchas cosas m谩s son posibles鈥). En un video en YouTube, se muestra a Djokovic en el escenario con Imaz hablando sobre la “necesidad de poder mirar hacia adentro y establecer esta conexi贸n con una luz divina”.

Cuando la gira de tenis hizo una pausa durante la primavera de 2020, Djokovic tuvo varias conversaciones de Instagram con el gur煤 del bienestar Chervin Jafarieh. Durante una de sus conversaciones, Djokovic afirm贸 que la mente pod铆a purificar el agua.

鈥淐onozco algunas personas que a trav茅s de la transformaci贸n energ茅tica, a trav茅s del poder de la oraci贸n, a trav茅s del poder de la gratitud, lograron convertir la comida m谩s t贸xica, o quiz谩s el agua m谩s contaminada, en el agua m谩s curativa, porque el agua reacciona, ” 茅l dijo. 鈥淟os cient铆ficos han demostrado que en experimentos, las mol茅culas en el agua reaccionan a nuestras emociones a lo que se ha dicho鈥. (鈥淎 la gente de Flint, Michigan, le encantar铆a escuchar esa noticia鈥, respondi贸 la comentarista de tenis Mary Carillo).

Fue durante este mismo per铆odo que Djokovic revel贸 en Facebook Live su oposici贸n a las vacunas y los mandatos de vacunas. Unos meses m谩s tarde, organiz贸 una gira de exhibici贸n en los Balcanes que se convirti贸 en un evento de gran difusi贸n. Djokovic y su esposa estuvieron entre los que dieron positivo por coronavirus. En la prensa y en los c铆rculos de tenis, Djokovic fue ridiculizado por organizar partidos, con fan谩ticos presentes, durante una crisis de salud p煤blica. Pero no fue nada comparado con el oprobio que enfrent贸 este mes, particularmente en Australia, donde el p煤blico est谩 irritado por las restricciones de Covid, y la pelea de Djokovic se desarrolla en el contexto de una pr贸xima elecci贸n nacional.

De vuelta en Serbia, sin embargo, Djokovic es visto como una v铆ctima que est谩 siendo victimizada porque es serbio. 鈥淓st谩n pisoteando a Novak para pisotear a Serbia y al pueblo serbio鈥, dijo a los periodistas el padre de Djokovic, Srdjan. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Serbia emiti贸 un comunicado diciendo que el p煤blico serbio “tiene una fuerte impresi贸n” de que Djokovic fue “atra铆do para viajar a Australia para ser humillado” y que sent铆a una “indignaci贸n comprensible”.

El colgajo de Djokovic se produjo en un momento de resurgimiento del nacionalismo serbio en Bosnia, y tambi茅n revivi贸 el inter茅s en las opiniones pol铆ticas de Djokovic. En una visita a Bosnia en septiembre pasado, fue fotografiado con el ex comandante de un grupo paramilitar implicado en la masacre de Srebrenica de 1995. Tambi茅n fue grabado en video cantando en una boda con Milorad Dodik, el nacionalista serbio de l铆nea dura cuya ret贸rica separatista hace temer que Bosnia vuelva a caer en conflicto.

Djokovic ha hecho comentarios a lo largo de los a帽os que suger铆an que al menos simpatizaba con el nacionalismo serbio. En un discurso de 2008, dijo que Kosovo pertenec铆a a Serbia despu茅s de que declarara su independencia. Por otro lado, lo entrena un croata, el ex campe贸n de Wimbledon Goran Ivanisevic, y es visto por muchos en los Balcanes como una figura conciliadora. La gente alrededor de Djokovic cree que no es tan popular como Federer y Nadal en parte porque viene de un pa铆s peque帽o con mala reputaci贸n. Pero eso no es necesariamente una expresi贸n del nacionalismo serbio, y es probable que haya algo de verdad en ello.

El escritor bosnio-estadounidense Aleksandar Hemon, que ense帽a en Princeton (y es coguionista del gui贸n de “The Matrix Resurrections”), sugiri贸 que lo que Djokovic realmente piensa no viene al caso: su 茅xito de conquistar el mundo lo ha convertido en un personaje mitol贸gico. figura de la cultura serbia, la encarnaci贸n de la grandeza serbia que ha asestado un golpe demoledor a los enemigos de su pa铆s.

鈥淭iene un gran valor鈥, dijo Hemon. 鈥溍塴 es una especie de evidencia de que somos mejores de lo que ellos creen que somos鈥.

Y del mismo modo, la controversia de Djokovic en Australia ha jugado con el sentido de victimismo que anima al nacionalismo serbio, la creencia de que 鈥淥ccidente lo odia porque es serbio鈥, como lo expres贸 Hemon.

Es posible que la indignaci贸n en Serbia no disminuya incluso despu茅s de que finalice el Abierto de Australia. Si Djokovic contin煤a resisti茅ndose a la vacunaci贸n, su capacidad para viajar y jugar otros torneos podr铆a verse limitada. Mientras dure la pandemia, el mejor tenista del mundo puede ser un paria internacional. Paul Annacone, quien entren贸 a Federer y ahora es comentarista de Tennis Channel, dijo que la situaci贸n de Djokovic lo entristece.

鈥淓s una maldita verg眉enza鈥, dijo, 鈥測 me siento especialmente mal por el tenis鈥.

Esta es la segunda vez en cuesti贸n de meses que el tenis se encuentra en el centro de una disputa internacional. La desaparici贸n en noviembre de la jugadora china Peng Shuai, luego de que acusara p煤blicamente a un ex alto funcionario del gobierno de agresi贸n sexual, renov贸 la preocupaci贸n por el historial de derechos humanos de China y ensombreci贸 los Juegos Ol铆mpicos de Invierno de Beijing, que comienzan en tres semanas. En el caso de Peng, la comunidad ten铆stica se uni贸 para exigir pruebas de su seguridad y bienestar, y la respuesta se ha convertido en un motivo de orgullo para el deporte.

No as铆 para el asunto Djokovic, que es puramente vergonzoso. Si bien parece que la torpeza burocr谩tica es, al menos en parte, la culpable, Djokovic ha sido el arquitecto de sus propios problemas. Present贸 una solicitud de visa que inclu铆a informaci贸n incorrecta y posiblemente enga帽osa, y tuvo la temeridad de presentarse sin vacunar en un pa铆s que ha soportado algunos de los bloqueos de covid-19 m谩s estrictos del mundo y que se est谩 hundiendo bajo la variante Omicron. Como m铆nimo, el enfoque de Djokovic sugiri贸 insensibilidad, aunque sus cr铆ticos, cuyo n煤mero crece cada hora, se inclinan m谩s a verlo como una indiferencia insensible. Su reciente admisi贸n de que hab铆a seguido adelante con una entrevista con un periodista franc茅s en diciembre despu茅s de que supuestamente contrajo el coronavirus ha causado una indignaci贸n especialmente intensa. (El reportero dijo que Djokovic no revel贸 que hab铆a dado positivo).

Ya sea que haya sido un error de c谩lculo, la arrogancia o una combinaci贸n de ambos lo que llev贸 a Djokovic a pensar que podr铆a presentarse en Melbourne sin vacunarse y simplemente jugar, ahora se encuentra aislado en el mundo del tenis. Pocos jugadores lo han apoyado p煤blicamente. La ex n煤mero 1 del mundo, Martina Navratilova, dijo que siempre hab铆a defendido a Djokovic y sinti贸 que recibi贸 “un trato injusto” de los fan谩ticos que eran hostiles con 茅l. Pero no ahora.

鈥淗e estado defendiendo a Novak durante muchos a帽os鈥, dijo, 鈥減ero no puedo defenderlo en este caso鈥.

Para m谩s noticias diarias, visite Spanishnews.us