Latest Post

馃摪 Respuestas a sus preguntas sobre la inflaci贸n – The New York Times 馃摪 Abast茅cete de todos tus accesorios de carga por menos con esta oferta de un d铆a en productos Anker

Un consorcio de grupos de mujeres cat贸licas est谩 pidiendo a la Santa Sede que se una al Consejo de Europa y firme la Convenci贸n Europea de Derechos Humanos, argumentando que el Vaticano debe mostrar coherencia al expresar su firme compromiso con la protecci贸n de los derechos humanos.

En una petici贸n con motivo del D铆a de los Derechos Humanos declarado por las Naciones Unidas, los grupos dijeron que la Santa Sede es reconocida internacionalmente como un estado soberano y se presenta como una firme promotora de los derechos humanos y la dignidad. Sin embargo, se帽alaron que el Vaticano no ha seguido adhiri茅ndose a la Convenci贸n Europea, considerada como el est谩ndar de oro para la protecci贸n de los derechos en todo el mundo.

鈥淒urante a帽os, la Santa Sede ha actuado como un estado por derecho propio. Esto da lugar a derechos, pero tambi茅n a deberes 鈥, escribieron las signatarias, que son miembros europeos del Consejo de Mujeres Cat贸licas, un grupo paraguas internacional.

La Santa Sede disfruta del estatus de observador en las Naciones Unidas y el Consejo de Europa y ha ratificado una serie de convenciones de la ONU y del Consejo de Europa. Incluyen la Convenci贸n de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Ni帽o, la Convenci贸n de las Naciones Unidas contra la Tortura, el Tratado de No Proliferaci贸n Nuclear y otras convenciones sobre armas.

Pero nunca ha firmado la Convenci贸n Europea de Derechos Humanos, que hasta la fecha ha sido ratificada por 47 estados europeos.

La convenci贸n obliga a los signatarios a respetar los derechos humanos, incluido el derecho a la vida, la libertad, la seguridad, la libertad de expresi贸n, reuni贸n, religi贸n y conciencia. Proh铆be la tortura, la esclavitud, el trabajo forzoso y la discriminaci贸n por motivos de raza, religi贸n, g茅nero o creencias pol铆ticas.

Los signatarios tambi茅n deben asegurarse de que los acusados 鈥嬧媟eciban juicios justos ante jueces independientes e imparciales. La convenci贸n prev茅 el recurso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para las apelaciones finales una vez que se hayan agotado las apelaciones nacionales.

El Vaticano es una monarqu铆a absoluta en la que el Papa ejerce el poder legislativo, ejecutivo y judicial supremo. Ser铆a reacio a permitir que las comisiones europeas eval煤en sus pol铆ticas que proh铆ben la ordenaci贸n de mujeres, por ejemplo, o someter las decisiones de los tribunales penales o eclesiales del Vaticano a apelaciones en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos con sede en Estrasburgo.

Sin embargo, el Papa frecuentemente da conferencias a los l铆deres europeos sobre la protecci贸n de los derechos humanos y la dignidad humana, m谩s recientemente durante una visita este mes a Chipre y Grecia, donde reprendi贸 a Europa por no recibir a los migrantes.

Durante ese viaje, Francisco lament贸 que el gobierno autoritario estuviera aumentando en Europa a medida que la democracia deca铆a.

Los grupos de mujeres que participaron en la petici贸n incluyen Mujeres cat贸licas que hablan en Gran Breta帽a; We Are Church en Irlanda, Alemania y Austria; Mujeres por la Iglesia en Italia; Voces de fe en Roma y Liechtenstein, as铆 como grupos cat贸licos progresistas similares en Espa帽a, Francia, Croacia y Suiza.

Para m谩s noticias diarias, visite Spanishnews.us