Latest Post

📰 Biden nombrará pronto al sucesor de Breyer en la Corte Suprema 📰 Generación X, te veo: 5 consejos financieros para una generación olvidada

Pero Trump tendrá dificultades para evadir los considerables desafíos financieros que enfrentan sus complejos turísticos y hoteles, dificultades exacerbadas por una pandemia que devastó la industria hotelera y es poco probable que su marca personal caigada lo ayude. A su estrés económico se suma la deuda de más de $ 300 millones que vencerá en los próximos años que él mismo ha garantizado.

Su deporte favorito también se alejó, con el PGA Tournament que se mudó del club de golf de Trump en Nueva Jersey para proteger su “marca y reputación”, como lo expresó el director ejecutivo de PGA of America, Seth Waugh. Trump quedó “destrozado” por la decisión, según una persona cercana a la Casa Blanca, ya que había trabajado personalmente durante años para presionar a los ejecutivos del torneo para que realizaran eventos en sus campos.

Incluso si Trump quiere adoptar un perfil más bajo, una decisión que es difícil de imaginar que tome el presidente amante de los medios, será difícil para él evitar la política.

En las próximas semanas, Trump enfrenta un juicio político en el Senado y la probabilidad de que continúen las investigaciones lideradas por los demócratas sobre sus negocios, decisiones presidenciales y el funcionamiento interno de su gobierno. Un ala vocal del partido está presionando por enjuiciamientos y una serie de desafíos legales contra Trump, su familia y sus aliados.

Aunque ganó más votantes que cualquier otro candidato presidencial republicano en la historia y mantiene el apoyo de una gran mayoría de votantes republicanos, un segmento pequeño pero creciente de su partido cree que el presidente se ha vuelto demasiado tóxico incluso para quienes lo eligieron.

“No creo que un partido centrado en el presidente Trump sea viable”, dijo David Asp, ex miembro del Comité Nacional Republicano de Minnesota. El partido debería alejarse de Trump lo más rápido posible, abandonar a los teóricos de la conspiración y promover una visión del partido centrada en el interés nacional “.

Quizás la analogía histórica más cercana al tipo de post-presidencia que le espera a Trump es la del presidente Richard Nixon, quien dejó Washington en desgracia para evitar ser acusado por su papel en el robo de Watergate. (A Trump, por su parte, no le importa la comparación, explotando ante los asistentes que mencionan el nombre del ex presidente, según CNN).

Para más noticias diarias, visite Spanishnews.us

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *