Latest Post

📰 Biden nombrará pronto al sucesor de Breyer en la Corte Suprema 📰 Generación X, te veo: 5 consejos financieros para una generación olvidada

La presidenta de la junta electoral, Indira Alfonzo, dijo en comentarios transmitidos por la televisión estatal que el 67,6% de los 5,2 millones de votos emitidos en la elección del domingo fueron para candidatos pro Maduro, pero solo el 31% de los votantes elegibles participaron en la votación.

El resultado devuelve el congreso, la última institución estatal que no está en manos del gobernante Partido Socialista, a los aliados de Maduro a pesar de una economía en ruinas, las sanciones de Estados Unidos que sofocan las exportaciones de petróleo de la nación de la OPEP. y la emigración de unos 5 millones de ciudadanos.

Las filas fueron cortas en los lugares de votación en todo Venezuela el domingo, ya que muchos votantes escucharon el llamado del líder opositor Juan Guaido a un boicot. En algunas áreas, hubo colas más largas para comprar combustible escaso que para emitir un voto.

“El 6 de diciembre no hay elecciones, hay fraude”, dijo Guaidó el jueves. “Participar el 6 de diciembre es votar por un fraude, es colaborar con la dictadura”.

Guaidó, titular del actual congreso, es reconocido por más de 60 países, incluido Estados Unidos, como presidente interino de Venezuela.

Los miembros del nuevo congreso tendrán pocas herramientas para mejorar la vida de las personas en un país donde los salarios mensuales rara vez cubren el costo de la compra de un día. Su elección tampoco mejorará la reputación de Maduro entre las naciones occidentales por la mala gestión y el socavamiento de los derechos humanos.

Sin embargo, la votación podría otorgar legitimidad a Maduro para ofrecer acuerdos de inversión a las pocas empresas de todo el mundo que estén dispuestas a correr el riesgo de incumplir las sanciones de Washington para acceder a las mayores reservas de petróleo del mundo.

Cómo Venezuela cayó en espiral hacia el caos

La elección cierra un ciclo que comenzó en 2015 cuando la oposición ganó el Congreso por abrumadora mayoría, solo para ver sus poderes legislativos barridos por tribunales progubernamentales y la creación en 2017 de un organismo todopoderoso conocido como la Asamblea Nacional Constituyente.

Guaidó ha dicho que los venezolanos deberían saltarse la votación y participar en una consulta del 12 de diciembre que preguntará a los ciudadanos si rechazan la votación del domingo y quieren un cambio de gobierno.

Guaidó y sus aliados en el extranjero dijeron que el gobierno de Maduro no cumplió con las condiciones para realizar elecciones justas.

La corte suprema progubernamental entregó partidos de oposición clave a políticos que fueron expulsados ​​de esos partidos bajo sospecha de estar aliados con Maduro. La junta electoral fue nombrada sin la participación de la oposición y Maduro se negó a permitir una observación electoral significativa.

Para más noticias diarias, visite Spanishnews.us

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *