Latest Post

📰 Biden nombrará pronto al sucesor de Breyer en la Corte Suprema 📰 Generación X, te veo: 5 consejos financieros para una generación olvidada

Los representantes de Public Health England y AstraZeneca no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Tanto las vacunas de Pfizer como las de AstraZeneca introducen en el cuerpo una proteína llamada pico que, aunque no es infecciosa en sí misma, puede enseñar a las células inmunitarias a reconocer y combatir el coronavirus real.

Pero las vacunas imparten sus lecciones inmunológicas a través de diferentes métodos y no contienen ingredientes equivalentes. Mientras que la vacuna de Pfizer se basa en una molécula llamada ARN mensajero, o ARNm, empaquetada en burbujas grasientas, las inyecciones de AstraZeneca están diseñadas alrededor de un caparazón de virus que entrega ADN, un primo del ARNm.

Ambas vacunas están diseñadas para distribuirse en regímenes de dos inyecciones, con tres o cuatro semanas de diferencia. Si bien se cree que las primeras inyecciones de cada vacuna son algo efectivas para prevenir el Covid-19, es la segunda dosis, que pretende ser una especie de sesión de revisión molecular para el sistema inmunológico, la que asegura el proceso protector.

Si bien es posible que intercambiar una vacuna por otra pueda enseñar al cuerpo a reconocer el coronavirus, sigue siendo una apuesta científica. Con diferentes ingredientes en cada vacuna, es posible que las personas no se beneficien tanto de una segunda inyección. La combinación y combinación también podría dificultar la recopilación de datos claros sobre la seguridad de las vacunas.

Sin evidencia que lo respalde, el enfoque de vacunación híbrida parece “prematuro”, dijo Saad Omer, experto en vacunas de la Universidad de Yale. Aún así, no carece de precedentes: las autoridades de salud como los CDC han dicho anteriormente que si es imposible administrar dosis de una vacuna del mismo fabricante, “los proveedores deben administrar la vacuna que tienen disponible” para completar un programa de inyección.

En un movimiento controvertido, el gobierno británico también decidió esta semana adelantar el lanzamiento de la vacuna, entregando tantas primeras dosis a las personas como sea posible, un movimiento que podría retrasar las segundas inyecciones hasta 12 semanas.

La implementación rápida podría brindar a más personas una protección parcial contra el virus a corto plazo. Pero a algunos expertos, incluido el Dr. Moore, les preocupa que esto también sea imprudente y pueda poner en peligro a poblaciones vulnerables.

Para más noticias diarias, visite Spanishnews.us

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *