Los jugadores a seguir en el Masters

Los jugadores a seguir en el Masters

Cuando los mejores golfistas del mundo jueguen en el Augusta National Golf Club esta semana, los Masters volverán a parecer, en gran medida, los Masters. Las azaleas deberían estar floreciendo, y habrá fanáticos, aunque solo sea una cantidad limitada, en los jardines.

Ese no fue el caso en 2020. Debido a la pandemia, el torneo se llevó a cabo en noviembre en lugar de su lugar tradicional en abril, y se jugó sin las bulliciosas galerías.

Dustin Johnson, el jugador mejor clasificado del mundo, ganó por cinco golpes con un puntaje récord de 20 bajo par 268. Tiger Woods, el campeón de 2019, empató en el puesto 38. Woods no jugará en el Masters. Se está recuperando de las lesiones de un accidente automovilístico en febrero en California.

Johnson, que compite por su tercer título importante, será uno de los favoritos, junto con Justin Thomas (No. 2) y Jon Rahm (No. 3).

Aquí hay otros cinco jugadores a los que debes prestar atención.

No parece haber un campo de golf que pueda neutralizar la distancia de DeChambeau desde el tee. Tiene un promedio de 320.8 yardas, el mejor en el PGA Tour.

Le servirá bien en Augusta National. Debería poder alcanzar fácilmente los greens en dos tiros en los par 5, que brindan las mejores oportunidades de anotar. Su poder no es la única parte impresionante de su juego. DeChambeau, clasificado No. 5, ha sido capaz de hacer muchos putts cruciales.

Antes del Abierto de Estados Unidos del año pasado en Winged Foot, no estaba seguro si la forma en que planeaba atacar el campo valdría la pena; las calles eran estrechas y la rugosa era gruesa.

No hay problema. DeChambeau, de 27 años, ganó por seis golpes y fue el único jugador que terminó por debajo del par.

DeChambeau no ha tenido mucho éxito en sus cuatro apariciones anteriores en Augusta. Su mejor resultado fue un empate en el puesto 21 en 2016, justo antes de convertirse en profesional.

Tarde o temprano, Finau, de 31 años, se abrirá paso en el gran escenario. Augusta National podría ser el lugar.

Finau también golpea la pelota muy lejos. Es el 15º en la gira en birdies y el 11º en eagles. El curso parece adaptarse bien a él. En sus tres aperturas, tiene dos resultados entre los 10 primeros, incluso en 2019 cuando empató en el quinto lugar, dos tiros detrás de Woods.

Desde 2017, Finau, número 13 del mundo, ha registrado 37 top 10 sin una victoria. Su único triunfo llegó en el Puerto Rico Open en 2016.

Estuvo cerca de su segunda victoria en enero y febrero. Terminó segundo en el Farmers Insurance Open y el Genesis Invitational. Disparó 64 en la ronda final en el Genesis, pero perdió en un desempate ante Max Homa.

Finau ha jugado bien en las mayores. En sus últimas 11 apariciones, ha registrado siete top 10.

Cantlay, de 29 años, parece estar siempre a la caza. En sus últimas 10 largadas, ha terminado entre los 20 primeros en ocho ocasiones. El único inconveniente fue un corte fallido en el Players Championship del mes pasado.

Como Finau, hace muchos birdies. De cara al Masters, ocupa el cuarto lugar en el PGA Tour esta temporada, con 4.68 birdies por ronda. Está en el puesto 13 en promedio de anotaciones con poco más de 70.

Cantlay jugó muy bien en el reciente torneo Match Play del Campeonato Mundial de Golf-Dell Technologies. En sus dos primeros partidos contra Brian Harman y Carlos Ortiz, Cantlay registró 14 birdies y un águila. No pudo llegar a los octavos de final, perdiendo en un desempate ante Harman.

Cantlay, clasificado número 10, iba solo por un tiro de cara a las dos últimas rondas del Masters 2020. Se desvaneció durante el fin de semana para terminar empatado en el puesto 17. En 2019, empató en el noveno lugar.

Hasta hace poco, habría sido exagerado sugerir que Spieth, de 27 años, sería un factor en Augusta National. No había ganado un torneo en más de tres años. Antes de 2018, ganó 11 veces, incluidas tres majors.

Se acabó la sequía. Spieth capturó el Valero Texas Open el domingo por dos golpes sobre Charley Hoffman. Fue su primera victoria desde el Open Championship 2017 en Royal Birkdale.

Spieth ha jugado muy bien desde febrero. Logró top 10 en el Waste Management Phoenix Open, AT&T Pebble Beach Pro-Am y Arnold Palmer Invitational. Lo único negativo fue que no se desempeñó lo suficientemente bien los domingos. Ese no fue el caso en Texas. Disparó un 66 en la ronda final.

Lo importante, como siempre en el Masters, será la capacidad de sortear los traicioneros greens. Spieth ha manejado bien el desafío.

Su palmarés en el torneo ha sido sobresaliente. Ganó el Masters de 2015 con una puntuación de 18 bajo 270. Ha finalizado entre los tres primeros en otras tres ocasiones, incluso en 2014 cuando solo tenía 20 años.

En sus dos últimas aperturas, en el Players Championship y el torneo de juego de Dell, García, de 41 años, mostró algo de la magia que lo ha convertido en un jugador tan dinámico durante más de dos décadas.

En Players, disparó un 65 en la primera ronda y todavía estuvo en la caza en la ronda final hasta que se desvaneció y empató en el noveno lugar. En el torneo match play, llegó a los cuartos de final antes de perder ante Víctor Pérez.

Su marcha con una segunda chaqueta verde (ganó el Masters 2017, su único título importante) todavía parece una posibilidad remota, pero su juego reciente lo convierte en un contendiente más viable. Sigue siendo un muy buen delantero. El desafío para él, como siempre, será hacer suficientes putts críticos.

Para más noticias diarias, visite Spanishnews.us

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *